Dieta BARF

La dieta BARF es cada vez más popular entre los perros. Alimentar a los perros con una dieta de carne cruda es la mejor manera de mantener a los animales sanos durante mucho tiempo. La indudable ventaja de la comida cruda es la completa ausencia de productos químicos.
La excelente absorción y el alto contenido en vitaminas, ácidos grasos y microelementos también son cruciales para la dieta de comida cruda. Todos los que utilizan este tipo de nutrición pueden ajustar la composición de las comidas a la evolución de las necesidades y preferencias de los perros. También hay una gran transparencia en la calidad de los ingredientes utilizados.

¿Cuál es la dieta del BARF para perros?

BARF diet for dogs B.A.R.F. significa “Alimento crudo biológicamente apropiado”. Como el nombre sugiere, la idea básica es componer la comida usando sólo ingredientes crudos saludables y naturales. Este método de alimentación supone que la fisiología del perro no ha cambiado en el proceso de domesticación. Como resultado, las necesidades nutricionales de los perros siguen siendo como las de sus parientes más cercanos: los lobos.
De acuerdo con esta suposición, los perros deben comer lo mismo que los lobos en su hábitat natural. No hay necesidad, por supuesto, de llevar una mascota al bosque para cazar la cena. Las comidas completas deben ser preparadas en casa.
El enfoque del BARF asume que los perros deben ser alimentados sólo con elementos animales, que consisten en carne, huesos y despojos. Las frutas y verduras pueden complementar los productos de origen animal.
La dieta de comida cruda casera permite una flexibilidad total para el tipo de carne utilizada. Supone que cada animal es diferente, incluso dentro de la misma raza. La dosis y la composición de las comidas se definen observando al animal y deben ajustarse a sus necesidades individuales.
Cada perro, cuando se alimenta con una dieta de alimentos crudos, necesita visitar al veterinario para que le haga regularmente análisis de sangre exhaustivos. De esta manera, puede estar seguro de que su mascota se mantendrá saludable. Los análisis de sangre también son cruciales durante el embarazo, las enfermedades, la debilidad o la alergia alimentaria.

¿En qué consiste una dieta cruda para perros?

El uso de los ingredientes puede cambiar dependiendo de las necesidades de la mascota. En general, las proporciones de alimentos en las recetas de dietas crudas deben mantenerse cerca del desglose que se muestra a continuación:
Productos de origen animal
50% – Carne
20% – Despojos
15% – Huesos
Frutas y verduras
10% – Vegetal
5% – Fruta
Sin embargo, no todos los planes de comidas deben ser equilibrados de acuerdo a estas pautas. Si un perro acepta más huesos o despojos en una sola comida, la excepción puede hacerse de vez en cuando. Es esencial equilibrar las proporciones semanal o mensualmente, para asegurar que su mascota reciba todo lo necesario.

Carne en la dieta BARF

La carne de músculo debe ser el principal ingrediente en un plan de dieta casera cruda. Los músculos magros y frescos deben equivaler a alrededor del 50% de cada comida. Idealmente, cuando cada comida que hagas sea mezclada de al menos cinco especies. La variedad de proteínas utilizadas suministrará una amplia gama de micro y macro elementos, así como aminoácidos y ácidos grasos.
¿Qué carnes crudas son adecuadas para los perros? En la dieta de BARF, puedes usar cualquier carne, excepto jabalí y algunas especies de pescado. Estos tipos de carne tienen tiaminasa (una enzima que destruye la vitamina B1).
La carne no debe pasar por ningún proceso de tratamiento térmico. Sólo se permite la congelación con fines de almacenamiento. Además, no hay necesidad de moler la carne. Todos los perros pueden soportar incluso trozos más grandes y masticarlos. Masticar la comida es útil no sólo para la higiene dental sino también por razones de comportamiento. La calidad de la carne utilizada para esta dieta debe cumplir los mismos estándares que la utilizada para los humanos.
Si se quiere usar “carne para perros” picada, debe provenir de un buen productor. Los productos de una fuente desconocida pueden tener contaminación de metales pesados o el alto contenido de bacterias dañinas. Además, cualquier mezcla es una elección dudosa para una dieta BARF. Muchas de ellas no muestran el porcentaje especificado por el cliente de los ingredientes, huesos o despojos usados.
dogs eating raw meat

Huesos en la Dieta BARF

Los huesos utilizados en la dieta de BARF para perros son la principal fuente de calcio. Su porción debe ser alrededor del 15% de la comida cruda completa. Puede alimentar a un perro con más de un 15% estándar de vez en cuando, pero recuerde que el número de huesos debe reducirse en los próximos días. Todos los ingredientes deben estar equilibrados en una semana para mantener proporciones saludables de comida cruda.
Demasiados huesos usados en la dieta pueden conducir no sólo a la escasez de nutrientes, sino también al estreñimiento o a la obstrucción intestinal.
El tamaño de los huesos utilizados debería coincidir con la raza del perro. Los huesos demasiado pequeños pueden causar asfixia o perforación gástrica, y los huesos demasiado duros, como los de las patas de vacuno o cerdo, pueden provocar la rotura de dientes. Es importante no utilizar ningún hueso desnudo. Los bordes afilados pueden causar lesiones en el esófago o el estómago. La mejor manera es usar huesos que estén completamente cubiertos de carne cruda. Buenos ejemplos son los cuellos de pavo o las alas de pollo.
Hay perros que, por razones de salud (enfermedades dentales, cualquier cirugía anterior de estómago o intestino, estreñimiento), no pueden comer huesos. En tales casos, se recomienda reemplazar los huesos por cáscaras de huevo trituradas u otros suplementos de calcio.
La cantidad de suplementos de calcio añadidos a la comida, debe coincidir con las directrices del fabricante, y adaptarse a la cantidad diaria de carne utilizada.

Cómo hacer la primera comida cruda

La primera comida, totalmente natural para su perro, tendrá que prepararse a partir de un tipo de carne magra. Si, después de la primera comida, su perro no muestra ningún signo de enfermedad, puede empezar a añadir otros tipos de carne, uno a la vez. Si después de otra comida con más de una carne utilizada, su perro tiene diarrea, deberá retirar la última carne añadida durante algún tiempo y sustituirla por otras especies.
Es crucial recordar en qué orden se añaden todos los ingredientes a la dieta:
Carne ⇒ huesos y despojos ⇒ suplementos
Si su perro tiene una alergia alimentaria, puede añadir nuevos tipos de carnes de uno en uno. Sin embargo, hay que vigilar al animal para detectar cualquier síntoma de alergia. Al igual que con los suplementos, no debe cambiarlos con más frecuencia que la semana.

Cuánta carne para empezar

La adición de carne cruda a la comida de un perro puede comenzar cuando la comida seca sigue siendo su dieta principal. No le hará daño a su perro cuando reciba una pequeña cantidad de carne cruda además de la comida seca habitual. Si una pequeña porción de carne no causa ningún problema gástrico y a su perro le gusta, puede suponer que el cambio de dieta será rápido y que su perro se adaptará rápidamente al cambio.

¿Pueden los cachorros comer comida BARF?

Mucha gente quiere introducir la dieta natural de BARF para sus cachorros. Lo que el cachorro coma desde sus primeros días, afectará su vida futura, su apariencia, su salud e incluso su comportamiento. A menudo, la gente no se atreve a hacer un cambio en la comida del perro, si el criador alimentó al perro con un tipo de comida diferente, temiendo la dificultad de cambiar a carne cruda.

Consejos para los propietarios de cachorros para empezar con la dieta BARF

No mezclar la carne cruda con la comida seca

La comida seca crea en el estómago un pH diferente al requerido para la digestión adecuada de la carne cruda. Por lo tanto, el animal será más sensible a las bacterias contenidas en la carne cruda. El cachorro alimentado con carne cruda puede manejar fácilmente estas bacterias. Sin embargo, si se mezcla la comida casera para cachorros con la comida seca, la carne se atascará en el tracto digestivo el doble de tiempo. En efecto, esto puede aumentar las posibilidades de que las bacterias tengan efectos nocivos.

Empieza con una fuente de proteína

Cuando prepare carne cruda para su perro, es mejor empezar con una sola fuente de proteínas, por ejemplo, pavo o pollo. La mejor manera es no añadir más de un tipo de carne por semana. Si después de una semana su perro no muestra ningún signo de indigestión, puede añadir otro tipo de carne y repetir este proceso después de otra semana.

No use demasiados despojos

Si su cachorro no ha comido comida BARF antes, no sirva en exceso la cantidad de despojos en su menú. Esto puede causar heces sueltas o diarrea. Si comienza a alimentar a su cachorro con carne cruda, espere dos o más semanas antes de comenzar a introducir lentamente los despojos.
Distribuya los despojos en varias comidas en lugar de añadirlos en una sola porción grande. Además, recuerde que no debe omitir los despojos en la dieta de su cachorro. Son una fuente de muchos nutrientes muy importantes que no se encuentran en la carne del músculo. Especialmente valiosos son el hígado, los riñones y el corazón.

Balance de calcio y fósforo

La dieta del cachorro debe contener hasta 2/3 de los huesos con carne y hasta 1/3 de carne y despojos. Dado que cada cachorro es diferente incluso dentro de la misma raza, no hay pautas rígidas, y estas proporciones pueden ajustarse.
A diferencia de lo que promueven los fabricantes de comida seca de baja calidad, conseguir un equilibrio entre el calcio y el fósforo mientras se alimenta a los cachorros con comida cruda no es difícil. En la carne fresca, el calcio se encuentra en una forma natural y bien absorbida. Sin embargo, en la mayoría de los alimentos secos convencionales, es imposible que un cachorro expulse el calcio sintético contenido.
Es especialmente importante vigilar el contenido de calcio de la comida cuando se alimenta al cachorro con comida seca de calidad media o baja.
La comida seca de alta calidad utiliza ingredientes mucho mejores y no utiliza productos químicos, por lo que el calcio es absorbido por los cachorros, pero aún así no tan bien como el de la carne cruda.

¿Cuánta carne cruda debe comer el cachorro?

Como se mencionó anteriormente en este artículo, la cantidad necesaria de alimento crudo para perros adultos debe ser alrededor del 2-3% del peso del perro, dependiendo del tamaño de la raza. Es fácil calcular el peso objetivo para los perros de raza pura; encontrar el peso correcto para un animal mixto es más complicado. Esta fórmula básica del 2-3% funciona con perros adultos, pero la cantidad diaria de alimento para los cachorros debe ser calculada de manera diferente.
La siguiente tabla muestra valores que dependen de la edad del cachorro y su peso actual. Sin embargo, esto es para el tamaño promedio del perro. Al igual que en el caso de los perros adultos, hay que controlar el peso del cachorro y ajustar las proporciones en consecuencia si es necesario.
Por ejemplo, una ración diaria para un perro de ocho meses, de raza mediana con un peso de 16 libras. (aprox. 7 kg), será de alrededor de 0,8 lb. (0,36 kg)
Lo mejor sería alimentar a un cachorro joven al menos tres veces al día. Alrededor de los seis meses de edad, puede empezar a alimentar al cachorro dos veces al día, y después de otros meses una vez al día. La frecuencia de la alimentación es especialmente vital para las razas pequeñas que tienen una tasa metabólica mucho más alta que los perros grandes.
Nunca mantenga a los cachorros de razas pequeñas y miniaturas sin alimento por mucho tiempo. Los descansos tan largos entre comidas pueden causar hipoglucemia (baja de azúcar en la sangre). Los perros jóvenes no están desarrollados para almacenar energía de la misma manera que los perros adultos, por lo tanto no pueden mantener una glucosa sanguínea adecuada.
Además, los cachorros de razas pequeñas pueden tener más probabilidades de sufrir hipotermia (temperatura corporal baja) cuando se les deja sin alimento durante mucho tiempo.

Añadir suplementos a la dieta BARF

Incluso si alimenta a su cachorro con carne procedente de fuentes ecológicas ideales, animales de granja alimentados con alimentos naturales, debe recordar que puede no contener todos los nutrientes que necesita su mascota.
Mucha gente utiliza carne congelada. El enfriamiento o congelación también causa la pérdida de algunos nutrientes. Siempre debe comprobar si se necesitan suplementos adicionales para asegurarse de que su cachorro recibe todo lo que necesita para su correcto desarrollo.

Ejemplos de buenos suplementos para cachorros

  • aceite de pescado o vegetal prensado en frío
  • aceite de coco prensado en frío
  • mezclas de hierbas (por ejemplo, con alfalfa, diente de león, ortiga)
  • premezclas de minerales, microelementos y oligoelementos
  • probióticos (preferentemente de hierbas y plantas fermentadas)
  • calostro bovino (ayuda a construir un sistema inmunológico robusto)

Estar activo
Recuerde que, además de alimentos y suplementos saludables, su cachorro necesita agua fresca y limpia y mucho aire fresco y movimiento. El cachorro no debe realizar ninguna actividad física y debe dar largos paseos si no quiere.
Una mejor solución para el desarrollo de sus articulaciones será realizar actividades cortas pero más frecuentes al aire libre. Un método excelente es mantener la duración de cada paseo alrededor de 5 minutos por cada mes de vida hasta que el cachorro tenga seis meses.

¿Puede la dieta cruda ayudar con las alergias de los perros?

Muchas personas deciden cambiar a una dieta de alimentos crudos debido a los problemas alérgicos que afectan a sus perros. A la menor sospecha de alergias, una dieta de eliminación es el tratamiento más recomendado. Consiste en comprobar todas las fuentes de proteínas una por una y eliminar las que causan el problema. Como resultado de la eliminación, habrá creado dos listas de productos:

  • Productos seguros para que un perro coma
  • Los productos se prohibieron incluso en pequeñas cantidades.


Para implementar la dieta de eliminación correctamente, necesita un control total de lo que come su perro. ¿Qué implica este control? No puedes saber lo que el pedazo del animal que sostienes en la mano come antes, pero estás 100% seguro de que al poner carne, despojos y grasa de res en el tazón, no tienes nada de pollo. Además, sabes si el producto que vas a comprar y dar a tu perro es fresco o si fue congelado.
Con más experiencia, también puedes saber si la carne proviene de un animal joven o viejo. Sólo cuando preparas la comida por ti mismo, puedes estar seguro de que en el bol de tu perro no hay nada que no quieras que esté allí. Entonces podrá asignar los síntomas de la alergia a los productos específicos.

Cómo empezar la dieta de eliminación

Si quiere cambiar la dieta de su perro, el primer paso es analizar todos los animales que su perro ha consumido hasta ahora. Lo mejor sería que excluyera todas las proteínas animales de la dieta durante algún tiempo, incluso las reconocidas como no alergénicas como el cordero, el pescado o el conejo.
Si sospecha que la carne de vacuno o de cordero causó alergia a su perro, debe dejar de usar la ternera o el cordero. Además, no se permiten todos los productos de “animales sospechosos”. Por ejemplo, si sospecha que el pollo causó la alergia, también los huevos de pollo deben ser eliminados de la dieta.
Después de determinar todas las proteínas que no puede añadir a las comidas, busque animales que su perro nunca haya probado antes. Puede haber un problema si, por ejemplo, uno de los alimentos utilizados fue el hígado de ave. En este caso, no sabe qué ave debe evitar.
Las aves de corral no sólo provienen de los pollos y los pavos. Puede ser una gallina de Guinea, un pato, un ganso o incluso un avestruz.
Sólo se puede suponer que nadie utiliza el hígado de avestruz o de pato para producir comida para mascotas. Sin embargo, en lo que respecta al riesgo de alergia, puede que no sea una suposición segura.

Paso 1 – Cambio de la comida

La dieta de eliminación no se puede llevar a cabo de forma adecuada utilizando los típicos alimentos comerciales de varios ingredientes. Estos alimentos están compuestos de varios ingredientes, pero por otro lado, la mayoría de ellos han incluido proteínas que pueden causar alergia. No sólo hay productos de origen animal, sino también vegetales, frutas o cereales. Los alimentos preparados contienen el número de hierbas, que también pueden convertirse en alérgenos para su perro. Además, el proceso de fabricación de la mayoría de los alimentos secos comerciales requiere aditivos como antioxidantes y conservantes. Se trata de compuestos químicos que pueden resultar problemáticos cuando se combinan con las proteínas.
Al observar la calidad de los alimentos, preste atención a los ingredientes necesarios para la conservación de los alimentos. Recuerde que el productor está obligado a incluir sólo una descripción aproximada de la composición de los alimentos, por lo que “grasa animal” en la etiqueta no da ninguna información detallada.
Es importante recordar que hay que elegir carne magra para la comida del perro porque demasiada grasa puede aumentar el riesgo de diarrea. La elección correcta puede ser ciervo, corzo y gamo. De cerdo, trozos finos (de jamón o lomo de cerdo), mientras que de cordero y cabra sólo las patas. De las aves, sólo el avestruz y la gallina de Guinea son magros. La carne de pavo es arriesgada por la posibilidad de alimentar industrialmente a los pavos con alimentos de baja calidad. Eso puede aumentar la posibilidad de que un perro reaccione alérgicamente no al pavo, sino a todo lo que comió.

Paso 2 – Agregar diferentes fuentes de proteína

Si ha notado que las reacciones alérgicas han desaparecido con el cambio de alimento, podría incluir otro tipo de carne en la dieta del perro. Asegúrese de escribir el cambio y la fecha en la lista. Esta vez es bueno usar carne de ave cruda, como un pato o un ganso gordo. Su perro se beneficiará de esto porque los patos proporcionan una selección mucho más amplia de despojos. Además, los gansos tienen un exceso de grasa, que puedes añadir a otras carnes magras. Y al usar todos los huesos, no tiene que preocuparse por un suplemento de calcio adicional.
Debe monitorear cada cambio durante tres o cuatro días. Un par de días es tiempo suficiente para evaluar si la carne añadida recientemente a la dieta es bien tolerada por su perro y no causa alergia. Ahora tiene dos tipos de proteínas animales, así que recuerde cambiarlas todos los días. En este momento es el momento de añadir una verdura a las comidas. Puede ser puré de zanahoria o calabaza. Unos días después de añadir las plantas, puedes añadir a las comidas del perro, el tercer tipo de proteína animal.
Recuerde que no debe añadir ningún huevo a la comida hasta que no utilice cuatro tipos diferentes de proteína animal en la dieta.
Después de dos semanas de haber añadido el cuarto tipo de proteína animal a la comida, puedes empezar a incluir huevos. Asegúrese de hacerlo gradualmente y en pequeñas cantidades. Añada un tipo de huevo a la vez de las especies que no causan síntomas de alergia.

Paso 3 – Suplemento adicional

En el siguiente paso, comenzará a agregar suplementos a las comidas. Deben ser añadidos a la comida en el siguiente orden, primero las algas, luego la levadura, los productos sanguíneos y las fuentes de ácidos omega 3. La cantidad de estos suplementos es mínima al principio. La dosis recomendada para cada comida debe ser alcanzada después de una semana, asumiendo que no haya reacciones alérgicas inesperadas a cualquiera de los suplementos añadidos.
La levadura existe en muchos tipos de alimentos, por lo que existe la posibilidad de que ya esté en su lista de productos sospechosos. En el caso de una reacción alérgica a la levadura de cerveza, tienen que ser excluidos de la dieta inmediatamente. Después de al menos 2 semanas, pruebe la levadura sin gluten y vigile a su perro por si tiene algún síntoma de alergia. Durante el tiempo de espera, no pruebe ningún otro ingrediente, la regla de oro durante la dieta de eliminación es una prueba a la vez.
La hemoglobina y el plasma , que existen en la sangre son muy ricos en proteínas, más del 90% de la masa total. Sin embargo, si su perro es alérgico a la carne de vacuno o de cerdo, los productos de la sangre no pueden ser utilizados en la dieta.
Las hierbas pueden añadirse a las comidas del perro sólo después de que ya existan suplementos esenciales en la dieta modificada.
Los aminoácidos , como la taurina y la L-carnitina, no causan ningún problema de alergia.
Las principales fuentes de ácidos grasos omega 3 son el aceite de salmón y el aceite de krill. El omega 3 también se encuentra en el aceite de hígado de bacalao, conocido como aceite de pescado. Por lo tanto, hay dos pescados diferentes, el salmón y el bacalao, lo que significa que al menos uno de ellos será seguro para tu perro, y la tercera opción es el krill. El aceite de krill no sólo es una buena fuente de omega 3, sino que también contiene una alta cantidad de astaxantina muy saludable.
Desafortunadamente, la proteína de los crustáceos es uno de los alérgenos más activos. Esto no significa que no debas intentar añadir aceite de krill a la dieta cruda de tu perro. Debe vigilar a su perro por cualquier síntoma de alergia, aunque sea con mucho cuidado.

Paso 4 – Prueba de productos sospechosos

Cuando todos los signos de alergia hayan desaparecido, y la dieta esté completa, puede empezar a probar productos de la lista de fuentes de proteína sospechosas. Cualquier reacción alérgica puede aparecer después de unos días porque la alergia alimentaria es una reacción retardada en la mayoría de los casos. Tendrá que añadir a las comidas una pequeña cantidad de carne sospechosa y luego observar durante varios días los resultados de su perro.
Recuerde que debe probar sólo un producto a la vez. Si nota alguna reacción adversa a la comida, retire el producto probado de la dieta inmediatamente. Después de retirarlo, debe esperar unas semanas antes de probar otro tipo de carne. Trate de anotar todo lo que está en la mesa. De esta manera, puede volver más tarde a la lista y analizar todos los productos de nuevo.

Tratar con un perro alérgico es duro, agotador, y el éxito total es el resultado de la precisión y la consecuencia en la preparación de las comidas. En el caso de las alergias, no hay lugar para productos de mala calidad de origen sospechoso.
No puede alimentar a su perro con ninguna comida preparada lista para usar. No hay garantía del tipo de ingredientes utilizados. Los productores de alimentos no son capaces de garantizar la pureza absoluta y asegurar la no contaminación del producto X con la proteína Y. Evite la carne empaquetada en bandejas absorbentes – ¡pueden ser empapadas con alérgenos!
Use la rotación de alimentos y no alimente a su perro con un tipo de proteína durante varios días seguidos. Las variaciones de la comida cruda son esenciales para asegurar que el perro reciba la cantidad correcta de todos los ingredientes necesarios.
Lo más importante es que no se puede comprometer la dieta de su perro alérgico, como por ejemplo los premios adicionales que le dan los miembros de la familia. Explíqueles que incluso una pequeña cantidad de alérgenos puede ser muy perjudicial para el perro, causándole dolor y sufrimiento.

BARF Dieta y enfermedades

El uso de una dieta de BARF también es posible en el caso de perros con varias enfermedades. La carne cruda es adecuada para los perros no sólo con alergias alimentarias, sino también con riñones, glándula tiroidea, hígado o urolitiasis (cálculos renales) enfermos.
La preparación de sabrosas comidas caseras para un perro enfermo requiere mucho conocimiento o experiencia. Si su perro está enfermo y quiere componer un alimento BARF, vale la pena consultar esto con los nutricionistas veterinarios.