¿Por qué la nariz de mi Bulldog Francés gotea?

Cualquiera que tenga un bulldog francés se ha preguntado en algún momento de su vida, “¿Por qué mi bulldog francés tiene una nariz que gotea?” Si tu bulldog francés tiene una nariz que gotea , entonces no tienes que preocuparte mucho. Los bulldogs franceses son más propensos a las infecciones nasales que otras razas debido a su cara plana y sus conductos nasales estrechos. El goteo nasal no es algo inusual en un bulldog francés. Sin embargo, si hay sangre o pus junto con la secreción nasal, entonces debe ver inmediatamente a un veterinario.

5 Razones por las que el bulldog francés tiene una nariz que gotea

Puede haber varias razones por las que tu bulldog francés tiene una nariz que gotea. Puede ser debido a una nariz bloqueada o a algunas condiciones médicas severas. Las cinco razones principales por las que su bulldog francés tiene una nariz que gotea son:

Nerviosismo o excitación

A veces, cuando el perro se pone nervioso o excitado, su nariz comienza a correr pero, tan pronto como el perro se calma, la secreción se aclara. Así que no tienes que preocuparte. Sin embargo, si la nariz sigue corriendo durante unas horas, entonces debe consultar a un veterinario. Podría ser un signo de una infección viral.

Infección

La secreción regular es generalmente clara, delgada e inodora. Si la secreción nasal es espesa, tiene un olor fuerte o es de algún color como blanco, amarillo o verde, entonces su perro podría tener una infección.

Infecciones nasales comunes:

Las infecciones nasales más comunes son:

  • El moquillo canino: Los síntomas comunes incluyen una secreción nasal espesa, pegajosa y amarilla, fiebre y espasmos.
  • Parainfluenza: Los síntomas comunes incluyen tos persistente, estornudos, secreción nasal espesa y fiebre.
  • Aspergilosis Los síntomas comunes incluyen estornudos, sangre e hinchazón de la nariz.
  • Gripe canina (influenza canina): Los síntomas comunes incluyen dificultad para respirar, fiebre, tos, estornudos y secreción nasal blanca, amarilla o verde.
  • Tos de la perrera: Los síntomas comunes incluyen tos persistente, estornudos, fiebre baja, falta de energía y pérdida de apetito

Paladar hendido

El problema de salud más común en los bulldogs franceses es el paladar hendido. Es una discapacidad congénita y puede dejar los conductos nasales separados. Puede ser muy incómodo para los perros. El otro problema de salud común es una fístula nasal, que puede deberse a caries, infección o alguna lesión. Si su bulldog francés tiene una nariz que gotea después de comer o beber algo, entonces puede ser debido a una de estas condiciones.

Bloqueo del pasaje nasal

Existe la posibilidad de que su perro haya inhalado algo que se le atasque en la nariz si hay una secreción continua proveniente de una sola fosa nasal durante unas pocas horas. Podría ser hierba o algún otro objeto. En tal caso, su perro estornudará o se agarrará la nariz. También existe la posibilidad de hemorragias nasales. Estos objetos atascados pueden causar infecciones, fúngicas o virales, e incluso tumores.

Alergias

Al igual que los humanos, los perros también son propensos a las alergias ambientales. Los síntomas más comunes de la alergia en el Bulldog Francés son la nariz y los ojos que gotean. La nariz corta de los bulldogs franceses los hace vulnerables a las alergias. La secreción, en este caso, es fina, transparente e inodora. Es crucial mantener la cara del perro limpia para que la infección no se desarrolle. Generalmente, en caso de cualquier alergia ambiental, los antihistamínicos pueden ser beneficiosos.

Estas son las cinco razones comunes por las que tu Bulldog Francés podría tener una nariz que gotea. En caso de que la secreción nasal ocurriera sólo una vez y durara poco tiempo, no hay necesidad de apresurarse a ver a un veterinario.

Sin embargo, si el goteo nasal continúa durante unas horas y la secreción se vuelve espesa, tiene un fuerte olor y es de color blanco, verde o amarillo, es el momento definitivo para consultar a un veterinario.